Modo correcto de acondicionamiento de restos de poda

Para que el servicio de recolección domiciliaria retire este tipo de residuos, deben estar dispuestos en atados o cajas de hasta un metro cúbico. De este modo, se evita la conformación de microbasurales.

La Municipalidad brinda día a día el servicio de higiene urbana que, entre otros ítems, comprende el retiro de restos de poda de la vereda de cada domicilio, pero estos deben estar acondicionados de manera apropiada.

Es por ello que la Secretaría de Servicios Públicos y Ambiente recuerda a los vecinos de la ciudad que los restos de poda y escombros deben estar bien acondicionados en atados pequeños, cajas o bolsas que no superen el metro cúbico.

Deben ser dispuestos de esta manera en la vereda por los propios vecinos para que puedan ser retirados por el servicio de recolección domiciliario.

Cabe recordar que en el caso del arbolado urbano sólo puede ser intervenido por el municipio o con autorización del único órgano competente para ello, es decir la Secretaría de Servicios Públicos y Ambiente.

De igual manera, los vecinos pueden intervenir árboles, arbustos o plantas dentro de su domicilio, pero deberá tener los recaudos pertinentes para no generar microbasurales.

Es fundamental que la comunidad sepa que, para los residuos de jardín o restos de obras y escombros mayores a un metro cúbico, se debe contratar un servicio privado de contenedor de cualquier empresa del medio y evitar acumularlos en la calle.

Ante esta situación se recomienda no tirar restos en esquinas o baldíos ya que esto genera focos infecciosos que precisan de un servicio especial para su saneamiento, el cual podría ser evitado y destinado a otras acciones de limpieza.

Etiquetas