La Municipalidad avanza con la primera etapa de relocalización de vendedores ambulantes

El subsuelo del mercado San Miguel será uno de los espacios en los que se reubicará un grupo de trabajadores. Se prevé un plazo de 90 días.  

La Municipalidad de Salta encabezó una nueva mesa de diálogo, esta vez, integrada por representantes de la Cámara de Comercio, Comerciantes Unidos, y la Policía de la provincia.  Se busca avanzar en la primera etapa de relocalización de vendedores ambulantes y trabajadores informales y dar respuestas a los reclamos de vecinos y comerciantes.

En esta oportunidad, se trabaja en el diagrama de relocalización de un primer grupo en el subsuelo del mercado municipal San Miguel.

“Es un gran beneficio para estos trabajadores, van a tener la posibilidad de reubicarse en un lugar fijo, de regularizarse, de pasar a ser comerciantes autorizados y habilitados y tener otras condiciones de trabajo. Con este plan todos los sectores podrán salir beneficiados”, indicó la secretaria de Gobierno Frida Fonseca.

En esta primera etapa del Plan General de Recuperación del Espacio Público se prevé un plazo de 90 días para reubicar a vendedores y trabajadores informales ubicados en el cuadrante de España a San Martín.

Al respecto, José Muratore, director del Ente Descentralizado mercado San Miguel, comentó que “es el puntapié para lograr una posible solución. Hubo un primer acercamiento con referentes de manteros y vendedores informales quienes se mostraron predispuestos a la propuesta. Se avanza en la posible relocalización en este espacio. Pero sabemos que esto requiere de un trabajo conjunto entre los distintos organismos involucrados”.

A su turno, el secretario de Servicios Públicos y Ambiente, Federico Casas, explicó que “este espacio es una de las opciones y alternativas que se venían analizando. La relocalización es el camino para llegar a una solución. Los trabajadores informales podrán desarrollar su actividad de forma formal y de manera que no afecte a otros sectores”.

El objetivo es desalentar la actividad comercial desleal y priorizar la reubicación descomprimiendo el área centro para garantizar el despeje de veredas y peatonales llevando tranquilidad a los vecinos y comerciantes de la zona.

“La intendenta, Bettina Romero, está totalmente decidida a ayudar a que quienes están en la informalidad puedan regularizar y normalizar su situación; y por el otro lado descomprimir la situación crítica que sufren los comerciantes afectados por el comercio informal. Sabemos que la solución es complicada pero estamos planteando alternativas y vías para la solución, relocalización por un lado y control por el otro”, finalizó Fonseca.

Se trabaja de manera coordinada y conjunta, con los organismos involucrados en el control y despeje del cuadrante céntrico buscando que el horario nocturno sea respetado. Además, se avanza con trabajo de territorio. Las mesas de diálogo continuarán quincenalmente para evaluar los avances.

Este plan de corto, mediano y largo plazo busca desalentar el comercio ilegal y mejorar la calidad de vida de los trabajadores y vendedores ambulantes.

También participaron, por parte del municipio, el subsecretario de Gobierno, Javier Guil; el subsecretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Néstor Ruiz de los Llanos; el director de Organización Comunitaria Martín Moreno. Por el sector de los comerciantes lo hicieron Paula Dantur y Gustavo Zeitune en representación de la Cámara de Comercio; Carol Ramos, de Comerciantes Unidos; y comerciantes de la zona céntrica. Por la Policía de la provincia, la comisario mayor, Vilma Ríos, y el jefe del Centro de Coordinación Cooperativa (CCO), Ramón Cruz.

Etiquetas