Ingrese su busqueda

BANNER

Salta Ciudad Inclusiva | Diversidad Sexual

foto 1

“Salta tiene que estar a la vanguardia de la política social. Tenemos que ser los mejores. Nos toca la responsabilidad de generar ese cambio, sosteniendo a la igualdad y la inclusión como principios rectores vamos a trabajar de forma integral y articulada enmarcados en un plan municipal contra la discriminación, porque queremos una ciudad amigable con todas las comunidades: diversidad sexual, diversidad cultural, diversidad espiritual y diversidad funcional”

Bettina Romero, Intendenta de la Ciudad de Salta

Discurso de Apertura de Sesiones Concejo Deliberante, 1 de marzo de 2020.

foto 2

Las prácticas sexuales diversas comienzan a ser percibidas como expresiones alternativas de la sexualidad humana, en aquellos lugares geográficos permeables a los procesos culturales modernizadores. Las instituciones médicas y educativas ya no consideran oficialmente la homosexualidad como una patología mental.

Estas conquistas individuales o colectivas por parte de las personas sexualmente diversas se hicieron, y aún hoy se hacen, sobre un fondo social de discriminación.

A pesar de los innegables avances en materia legislativa –a nivel local e internacional– sigue vigente la violencia con que se castiga la diferencia en cuanto a orientación sexual y la identidad de género. La homofobia, lesbofobia y transfobia están todavía tan arraigadas en la sociedad, que se manifiestan de manera corriente en el lenguaje coloquial. (Manual de Comunicación Inclusiva, INADI).

17 de MAYO | Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género

El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, terminando, de esta manera, con más de un siglo de discriminación dentro de la medicina.

Este acontecimiento histórico sirvió de base para la lucha por el reconocimiento de derechos y la creación de políticas públicas para la población LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex, queer). Así, esta fecha se consolidó como el día de visibilidad, promoción y reclamo por la protección y pleno goce de los derechos humanos de esta población a nivel internacional.

Aunque esta fecha se conoce mundialmente como el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia y Bifobia, es cada vez más común referirse a esta como el Día Internacional de la Lucha contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género.

En la Ciudad de Salta en aras de concientizar a la sociedad y erradicar la discriminación, el Municipio instituyó por Ordenanza Nº 13644  del año 2009 al día 17 de Mayo de cada año como Día Municipal de Lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género”.

A partir de la reforma constitucional de 1994, se reconoce – en el Artículo 75 inciso 22 – con rango constitucional a los tratados internacionales, lo cual obliga al estado argentino a garantizar los derechos consagrados, como el respeto a los derechos humanos, entre los que se encuentran los derechos de las personas del colectivo de la diversidad sexual.

En Argentina gracias al activismo de las organizaciones LGBTIQ+ se promulgaron leyes específicas de acceso a derechos como la Ley 26.618 de “Matrimonio Igualitario”, del año 2010; la Ley 26.743 de “Identidad de Género”, del año 2012; la Ley 26.862, que reglamentó el “Acceso integral a los procedimientos y técnicas médico asistenciales de reproducción médicamente asistida”, en el año 2013, y la reforma y unificación del Código Civil y Comercial en vigor desde agosto de 2015, entre otras. (Guía de Buenas Prácticas Institucionales respetuosas de la Diversidad Sexual y los Derechos Humanos, Secretaría de Derechos Humanos de la Nación).

foto 3

Breve recorrido por la visibilización política de la diversidad sexual en la Ciudad.

A finales del siglo XX recrudece la persecución a personas travestis a partir de un decreto presidencial que definía a la prostitución en espacios públicos como “alteración de la tranquilidad urbana”, vinculando de forma automática a la identidad trans a la prostitución callejera, contribuyendo a fortalecer el estigma que categorizaba como delincuentes a las travestis de todo el país. Desde entonces integrantes del colectivo trans travesti transexual, sólo por su identidad, son detenidas por la policía (situación similar a lo que ocurrió durante la última dictadura cívico-militar), estén ejerciendo o no la prostitución o, a riesgo de ello, teniendo que recurrir al pago ilegal de dinero (coima) para no ser detenidas.

A partir de ese momento surgieron nuevos textos reguladores en los estados federales, y en la provincia de Salta, los artículos 114 y 115 del Código de Contravenciones (promulgado en 2001) reforzaron esa criminalización de la identidad trans.

Hasta principios del Siglo XXI, en la ciudad de Salta la diversidad sexual permanecía invisibilizada, presa de prejuicios propios de una cultura conservadora en sus formas. En grandes ciudades del mundo, como en Buenos Aires, los 90 fueron una década de lucha incesante por el reconocimiento de derechos.

En Salta, recién en 2004, la travesti Pelusa Liendro, organizó la primera Marcha del Orgullo en la ciudad contra la represión policial, inaugurando la actual etapa de visibilización pública de la diversidad sexual y de la problemática trans en la provincia, reclamando la derogación de esos artículos del Código Contravencional salteño que criminalizaban a las personas trans.

Pelusa Liendro, una militante de los derechos del colectivo LGBTIQ consciente de la situación de marginación laboral de las personas trans, puso sobre la mesa la problemática local en torno a la situación de un colectivo que proveía del sustento económico diario a madres, sobrinos, hijos, abuelos a través de la prostitución como medio de vida.  En 2006 fue acuchillada en su automóvil en una escena qué si bien fue resuelta judicialmente, nunca estuvo del todo claro cuáles fueron las circunstancias ni los motivos de su asesinato.

foto 4

En 2009, por iniciativa de organizaciones locales de promoción de los derechos de la diversidad sexual, el Concejo Deliberante de Salta instituyó el 17 de mayo (Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, que se celebra para conmemorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que tuvo lugar el 17 de mayo de 1990) como “Día Municipal de lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género”.

La ley de matrimonio igualitario votada en 2010 por el parlamento argentino no tuvo representación de los y las salteñas que apoyaban dicha iniciativa. Ninguno de los 10 legisladores nacionales salteños votó afirmativamente. Sin embargo, en octubre de ese mismo año el Código Contravencional de Salta se convirtió en el primer texto legal provincial en incluir el concepto “orientación sexual” penando a locales de acceso público que la esgrimiese como motivo para la discriminación (Artículo 46 bis).

Cuando todavía el reconocimiento a la identidad auto percibida debía realizarse por vías administrativas judicializadas, en agosto de 2011, el Ministerio de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos de la Provincia reconoció el Derecho a la Identidad trans a través del Decreto 712.

foto 5

Para noviembre de 2011 eran 25 las parejas del mismo sexo legalmente casadas en toda la provincia, de las cuales solo la primera (entre dos mujeres) tuvo exposición mediática. Ese mismo año cerró con un fallo del Juzgado de Personas y Familia de 4º Nominación que ordenó la rectificación de toda la documentación en reparticiones públicas y privadas, de una militante trans a quien se le otorgó un DNI reconociendo su identidad de género y convirtiéndola en la primera travesti con DNI femenino del NOA.

En los primeros 10 años del siglo XXI las travestis y transexuales salteñas junto a las personas trans de toda la Argentina fortalecieron sus organizaciones de lucha contra esas legislaciones represivas que criminalizaban su identidad y llegaron a un 2011-2012 con un Congreso Nacional legislando a favor de una ley que reconoce la identidad de género autopercibida y garantiza el acceso a la salud integral a las personas trans, ya con un cambio radical de posición de la amplia mayoría parlamentaria durante la discusión de dicha ley. Los votos positivos para su aprobación incluyeron a 4 diputados nacionales salteños y 2 senadores nacionales entre quienes votaron a favor de la ley de identidad de género.

En 2015 y gracias a las continuas demandas de las organizaciones de la diversidad sexual y los derechos humanos, que incluyeron presentaciones y demandas internacionales contra el Estado Provincial, la legislatura de Salta derogó el Artículo 115, que habilitaba la persecución policial de las identidades diversas al ser consideradas como “escandalosas”.

Sin embargo, el Artículo 114 que criminaliza la situación de prostitución callejera en la que se encuentran numerosas personas trans como sustento de vida continúa vigente, habilitando la persecución policial en un país como Argentina que se declara abolicionista de la prostitución, y propone llevar adelante políticas públicas que permitan a estas personas salir de esa situación sin criminalizarlas. Cada año legislativo las organizaciones locales insisten con su derogación final.

En 2018, y con el objetivo de llevar adelante diferentes acciones a los fines de facilitar la empleabilidad y la inclusión laboral tanto en el ámbito público como privado de las personas trans se creó por Ordenanza  N° 15475 el Programa de Empleabilidad y Promoción de Derechos Humanos para la Inserción Laboral de las personas trans.

En Salta la diversidad sexual fue visibilizada en el cuerpo de las personas trans, quienes denunciaron el avasallamiento de derechos sobre el colectivo de gays, lesbianas, travestis, transexuales, bisexuales e intersexuales de la provincia, dejando de lado todo temor a la exposición pública y al “que dirán” local.

En la ciudad de Salta hay un camino recorrido en la demanda por el reconocimiento de los derechos del colectivo de la diversidad sexual conducido por las organizaciones locales que buscan avanzar en el camino hacia la inclusión y el respeto de la diversidad sexual y sus manifestaciones locales.  Este es el momento de profundizar la articulación entre todos los sectores para conseguir una ciudad referente en la igualdad, respetuosa de la diversidad, inclusiva.

foto 6
diversidad-slide

Imagen realizada por la artista salteña Eleonora Kortsarz