7 de junio | Día del Periodista

Homenaje a PATRICIA HEITMANN, Mujer Periodista comprometida con Salta

Día del Periodista

En el marco del dia del periodista, que se celebra cada 7 de junio en homenaje a la aparición del primer periódico patrio, La Gazeta de Buenos Ayres, fundada por Mariano Moreno en 1810; la Municipalidad de Salta recuerda a PATRICIA HEITMANN, una Mujer Periodista comprometida con la ciudad de Salta y sus habitantes.

En la zona norte de la ciudad, un barrio lleva el nombre Patricia Heitmann en honor a la periodista que acompa√Ī√≥ a las mujeres vulneradas que iniciaron una lucha por el proceso de regularizaci√≥n de los terrenos en los que hab√≠an construido sus viviendas.

Como periodista Patricia Heitmann fue una de las primeras mujeres en adentrarse en coberturas de barrios populares periféricos, no sólo contando la realidad social de muchos de ellos, sino también ayudando a gestionar mejoras para los mismos.

Al constituirse el barrio de zona norte los pobladores decidieron ponerle su nombre, un a√Īo despu√©s de su muerte. Consideraban que fue la √ļnica que persona que se encarg√≥ de ayudarlos a cumplir su sue√Īo.

PATRICIA HEITMANN (18.02.71 ‚Äď 09.03.98)

Patricia Heitmann, nació el 18 de febrero de 1971 en Santa Cruz, Bolivia. Su madre, Lucia Sotelo era oriunda de La Paz y su padre, John Heitmann, de Santa Cruz. Tuvo dos hermanos, el mayor, John Heitmann y la menor, Lizzy Heitmann, Patricia era la hermana del medio.

Junto a su n√ļcleo familiar, y con tan solo 13 a√Īos, Patricia llega a Salta Capital.

La Patty, como la llamaban sus amigos, supo ganar popularidad rápidamente en la escuela. Era un poco más alta que las demás mujeres, tenía ojos claros, pelo rubio y una personalidad tan alegre y excéntrica que jamás pasaba desapercibida.

Comenz√≥ a practicar v√≥ley en su escuela y prontamente se convirti√≥ en una de las mejores jugadoras de su generaci√≥n, integrando el equipo del club Gimnasia y Tiro y posteriormente tambi√©n el seleccionado salte√Īo de juveniles.

Comenzó a estudiar periodismo en la Universidad Católica de Salta, siendo una de las más destacadas de su generación. Un profesor, Rómulo Sanguinetti, la propuso como reemplazo para un puesto en Canal 11.

Trabajaba de 7 a 9 en la agencia de noticias y de all√≠ al canal, las notas m√°s importantes referidas a las personalidades influyentes de la pol√≠tica local eran asignadas a sus compa√Īeros varones.

A Patricia siempre le tocaban notas en los barrios y la periferia, con gente humilde y sencilla, para los viajes y noticias importantes estaban los varones

En Mayo de 1995 se cas√≥ con Luis Eduardo Silva con quien tuvo una hija, Sol, ese mismo a√Īo.

En una de sus tantas recorridas como cronista de Canal 11, llego a zona Norte y encontró un grupo de vecinos que empezaban a instalarse detrás del barrio Ciudad del Milagro, como asentamiento por sus precarias condiciones.

Cuando Patricia llega al barrio comenzó a ayudarlos y a gestionar cuestiones vinculadas al terreno tomado, como el proceso de su regularización y la personería jurídica del centro vecinal. Se volvió un caso personal para ella.

Trabajó tanto que se le hizo difícil continuar con sus estudios y no llegó a obtener su título

Transitando sus 26 a√Īos, en junio del 97‚Äô, comenz√≥ a sentir una molestia en la espalda, un dolor que cre√≠an se hab√≠a generado por alg√ļn golpe jugando al v√≥ley.

A raíz de ello comienza a hacerse estudios más profundos, los que determinaron la existencia de un linfoma no hodking en la zona medular.

Blanca Knafel, su suegra, fue indispensable en aquellos momentos difíciles. Posteriormente se haría cargo del cuidado de su hija Sol Silva Heitmann hasta la actualidad.

Patricia falleci√≥ el 9 de Marzo de 1998. Su velatorio es recordado por la intensa lluvia y una caravana interminable de amigos, familiares y vecinos, que emocion√≥ a propios y ajenos al ver tal cantidad de gente caminando y en bicicleta, con sus flores en mano para despedir a su joven hero√≠na, ‚ÄúLa Patty‚ÄĚ Heitmann.

Al constituirse el barrio los pobladores decidieron ponerle su nombre, un a√Īo despu√©s de su muerte. Consideraban que fue la √ļnica persona que se encarg√≥ de ayudarlos a cumplir su sue√Īo.