Ingrese su busqueda

GOLPE DE CALOR

Todo lo que tenés que saber

El golpe de calor es un trastorno ocasionado por el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación clásica) o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, al punto que se registra en la persona la pérdida de agua y sales esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

¿Cómo prevenirlo?

Evitá las exposiciones prolongadas al sol (entre las 11:00 y las 17:00 horas), la actividad física intensa, evitá el consumo de bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, bebidas muy frías o muy calientes, comidas pesadas. Es importante moderar el consumo de alcohol, ya que éste aumenta la temperatura corporal.

flycalor

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor de cabeza.
  • Sed intensa y sequedad en la boca
  • Náuseas.
  • Temperatura corporal elevada.
  • Confusión.
  • Pérdida de conciencia.
  • Respiración y pulso débil.
  • Piel enrojecida, caliente y seca.

¿Cómo debés actuar si ocurre algo de esto?

Es importante que actúes rápidamente. En primer lugar, se debe intentar bajar la temperatura del cuerpo usando hielo o con un baño en agua helada. Además, es importante: ofrecer agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal), trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado, no administrar medicamentos antifebriles, no friccionar la piel con alcohol.

El golpe de calor puede ser muy grave. En especial, para los bebés, niños pequeños y adultos. Por eso, ante los primeros síntomas no demores en consultar al médico o acercarte al centro de salud más cercano.

Prevención

Niños

  • Ofrecerles agua o jugos naturales en forma frecuente sin esperar a que los soliciten.
  • Dar el pecho más seguido a los lactantes.
  • No dar líquidos o comidas calientes o pesadas.
  • Bañarlos o mojarles todo el cuerpo con frecuencia.
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos.
  • Evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano.
  • Si deben permanecer bajo el sol, ponerles sombreros y usar protectores solares.
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros.
  • Nunca dejarlos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

Adolescentes y adultos

  • No consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • Evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes.
  • Sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.
  • Evitar comidas abundantes, ingerir verduras y frutas.