Más de 30 llamadas por emergencias en la ciudad se registraron al número 105 

La velocidad de las ráfagas de viento se ubicó en los 75Km/h en diferentes puntos causando incendios de pastizales y provocando caída de árboles, cartelería, postes inclinados y daños en cableado aéreo.

La Municipalidad estableció un gran despliegue de recursos logísticos y humanos para responder a los inconvenientes ocasionados por el temporal de viento en la ciudad. Personal municipal trabajó para normalizar la situación en distintos barrios que resultaron afectados.

De acuerdo al primer informe parcial brindado a modo de balance por las autoridades de la Secretaría de Protección Ciudadana, los operadores y radio operadores del 105 recibieron una treintena de llamadas sumadas a las derivaciones realizadas por el Centro de Coordinación Operativa del Sistema de Emergencias 911.

Los brigadistas municipales especializados en lucha contra el fuego fueron derivados al combate de los focos ígneos registrados en la ladera este del cerro 20 de Febrero y en puntos bajos del cerro San Bernardo logrando el control del siniestro y procediendo a la remoción de cenizas y enfriamiento de los sectores afectados.

Cabe destacar que se trabajó con equipos de ataque rápido donde se podía avanzar con los móviles y en sectores de difícil acceso mediante el trabajo manual del personal de Operadores de Emergencias y Preventores Urbanos con mochilas de agua y chicotes.

Otro grupo se dirigió hasta las vías férreas que atraviesan la ciudad entre Santiago del Estero y General Güemes donde el fuego consumió restos de basura, pasto cubano y elementos en desuso controlando la situación en ese punto.

En el balance general se dio a conocer lo siguiente:

-Árboles caídos en vía pública: 8

-Ramas de gran porte caída en pública: 3

-Postes de servicios dañados:6

-Cartelería de gran porte caída: 4

-Voladuras de chapas: 4

 

Daño ambiental

El fuego que avanzó sobre la ladera este cerro 20 de Febrero y en puntos del cerro San Bernardo causó un importante daño ambiental tanto en la flora como en la fauna de esa zona afectando a casi 90 hectáreas naturales.

El fuego no llegó a las raíces, solamente fue superficial y se espera que la temporada de lluvia contribuya al regeneramiento de las distintas especies.

El secretario de Protección Ciudadana, Jorge Altamirano, subrayó que “se hizo un gran despliegue para poder normalizar la situación en cada uno de los sectores afectados desde el cerro hasta los barrios que notificaron los incidentes”.

“Estamos con la continuidad de los trabajos que realiza nuestro personal para responder a los llamados registrados en el 105 y de manera paulatina regularizar la situación los puntos afectados en la vía pública”, finalizó el funcionario.

 

Etiquetas