La Municipalidad exime del pago de bordereaux a salas teatrales de hasta 1500 personas

La Tasa de Diversiones y Espectáculos Público se abona cada vez que se realiza una presentación artística. Por este tributo las salas teatrales de la ciudad pagan entre 13 y 23 mil pesos por espectáculo. La medida estará vigente durante todo el 2022.

Mediante el Decreto N° 0117/22, la Municipalidad de Salta dejará de cobrar la Tasa de Diversiones y Espectáculos Públicos o bordereaux a las salas teatrales con capacidad de hasta 1500 personas.

Este era un pedido que los responsables de estos espacios culturales venían solicitando al municipio, como parte de medidas puntuales que contribuyan al sostenimiento de la actividad, agravado por la inactividad vivida durante la pandemia por covid. El organismo encargado de cobrar esta tasa es ARMSa.

Puntualmente el decreto declara de Interés Municipal a los espectáculos públicos realizados en Salas Teatrales de hasta 1500 personas de capacidad. El mismo tiene como efecto directo la eximición del pago de la Tasa de Diversiones y Espectáculos Públicos o bordereaux, que se abona cada vez que se realiza un espectáculo. La puesta en vigencia de este decreto es inmediata a partir de su publicación y corre para todo el 2022.

Recientemente el secretario de Cultura y Turismo municipal, Fernando García Soria, y el subsecretario de Cultura, Rolando Arias, se reunieron con más de veinte representantes del sector teatral entre ellas: Ana María Parodi, Cristina Idiarte, Cristina Sánchez y Rodolfo Elbirth; en donde se trabajaron este y otros puntos. El encuentro tuvo lugar en el Salón Auditorium de la ciudad.

De acuerdo al valor actual de la unidad tributaria, una sala teatral con capacidad de hasta 1000 personas pagaba $13.500 por cada presentación; mientras que, un espacio de hasta 1500 butacas abonaba $23.500. Estos son los valores que las salas teatrales dejarán de abonar, pudiendo destinarlo a mejoras de los espacios culturales.

Al respecto, el subsecretario de Cultura, Rolando Arias, indicó que este decreto es la culminación de las acciones que se iniciaron a partir de la inquietud de teatreros y artistas de espectáculos.

“Después de ese encuentro, nos reunimos con los encargados de las áreas específicas de la Municipalidad capaces de dar solución a los temas planteados. Para mí esto es un ejemplo de cómo la predisposición al diálogo hace posible respuestas rápidas y efectivas para la comunidad” precisó el funcionario.

Apenas conocido el decreto la actriz y administradora del Salón Auditorium, Ana María Parodi, remarcó: “Es un tema por el cual había propiciado la reunión con las autoridades de la Municipalidad, agradezco que se haya ocupado del tema la Secretaría de Cultura y Turismo. Salió rápido, a dos meses de nuestra reunión con Roly Arias y Fernando García Soria. Me parece bárbaro que nos dejen trabajar, porque a veces con 5 espectadores o con 70 espectadores, no se llega a los valores ideales para mantener una sala y hay que hacer la función porque el público se lo merecen”.

Etiquetas