La Municipalidad agasajó a los educadores de la Escuela de Artes y Oficios

Fue a través de un acto donde los maestros de los talleres de oficios fueron distinguidos. El Ente de Desarrollo Económico cuenta con 14 docentes y una matrícula de 1000 alumnos distribuidos en diferentes comisiones en los dispositivos territoriales de la ciudad. 

La Municipalidad, a través del Ente de Desarrollo Económico, agasajó a los educadores en su día. Fue a través de un acto especial en el patio de la Escuela de Artes y Oficios con los 14 docentes de la institución y un grupo de alumnos.

Durante el acto, Mirta Borquez, subsecretaria de Capacitación y Formación, indicó que el día del educador es muy especial y dentro del calendario de la Municipalidad, la fecha no pasa desapercibida.

“Nuestra Escuela de Artes y Oficios es parte de la educación no formal y por eso destacamos a nuestros educadores. La dinámica de trabajo de cada uno brinda conocimientos teóricos y prácticos de una manera integral a los vecinos”, dijo Borquez.

Sobre la matrícula, la funcionaria remarcó que la Escuela de Artes y Oficios en el segundo cuatrimestre cuenta con 1.000 alumnos distribuidos en comisiones en los talleres en sede y en los Centros Integradores Comunitario de villa Asunción, Limache, Solidaridad, Santa Cecilia, Castañares, Constitución, Dispositivo Territoriales como el DTC de San Benito y los espacios NIDO (Núcleo de Inclusión Desarrollo y Oportunidades) de barrio Bicentenario y Gauchito Gil.

“Educar es enseñar a otro lo que uno sabe, es un acto de amor. Es un orgullo municipal que nuestros 14 maestros hagan la transferencia de contenidos en la educación no formal a cientos de vecinos”, concluyó Borquez.

Ariela Ochoa, instructora de Peluquería, remarcó que la escuela de artes y oficios brinda conocimientos y además da contención social a los jóvenes estudiantes que tienen ganas de aprender y salir adelante.

Por último, Ricardo Peralta, profesor del curso de Lecto-escritura braille dijo que la función del educador inclusivo es fundamental. “El proceso de enseñanza en grandes y chicos nos permite crecer como persona y como sociedad. Enseñar al otro es un acto de amor e igualdad”, manifestó.

 

Etiquetas