El fin de semana se realizaron 30 operativos de control entre comercios y carpas de carnaval

Los controles se efectuaron en la Carpa de las Estrellas y La Repandilla. Los paseos gastronómicos de la Balcarce y Güemes se relevaron en su totalidad. El operativo comenzó el jueves y finalizó ayer domingo. Inspectores de Control Comercial y Fiscalización estuvieron a cargo de los operativos.

Desde el jueves de la semana pasada y hasta ayer domingo, inspectores de Control Comercial y Fiscalización (de la Agencia de Recaudación de la Municipalidad de Salta) realizaron controles en diversos puntos de la ciudad. En el operativo se incluyeron locales nocturnos, bares, restaurantes y carpas de carnaval. Treinta establecimientos se inspeccionaron en total. Hubo una clausura y cinco infracciones.

En líneas generales se evidenció una respuesta positiva en el cumplimiento de la normativa por parte de los comerciantes. En lo que respecta a las carpas de carnaval se recorrieron la Carpa de las Estrellas (Centro de Convenciones) y la Carpa La Repandilla (proximidades al Aero Club).

Operativo en las carpas de carnaval

En cuanto a las capacidades de estos establecimientos, lo relevado fue lo siguiente:

Carpa de las Estrellas capacidad autorizada 16 mil personas / Asistentes del fin de semana 9.700.

Carpa La Repandilla: capacidad autorizada 6.700 / Asistentes del fin de semana 4.900.

El procedimiento de control en las carpas es el siguiente: los inspectores de Control Comercial realizan visitas previas al mediodía, donde se verifica que estén dadas las condiciones que especifica el estudio de seguridad como disposición de matafuegos, baños químicos, salidas de emergencia y condiciones eléctricas del escenario, entre otros aspectos.

En una segunda visita por la tarde, los inspectores de Fiscalización son los encargados de realizar el conteo de asistentes y control de bordereaux para determinar el monto del tributo, con modalidad de punto fijo. Finalmente, se realiza una tercera inspección para verificar que no se exceda la capacidad del lugar o cualquiera posible irregularidad.

En ambos casos se contaba con autorización para realizar el evento y la correspondiente documentación complementaria. La distribución y cantidad de matafuegos era la correcta, sí se recomendaron mejores señalizaciones de las salidas de emergencia. Por otro lado, se hicieron mediciones de decibeles por posibles ruidos molestos.

Bares, restaurantes y locales bailables 

La clausura preventiva y acta de infracción fue realizada a una gintonería ubicada en calle Balcarce. Exceso de decibeles, distorsión de rubro (constatando actividad bailable), exceso de capacidad, deficiente iluminación y no contar con mobiliarios para la actividad declarada y habilitada, fueron los motivos de la clausura.

En cuanto a las infracciones, se realizaron cuatro por exceso de los decibeles máximos permitido y por distorsión de rubro. “Es importante destacar que la tarea preventiva y de acompañamiento que venimos realizando tiene buenos resultados. Hoy tenemos un buen número de establecimientos que tiene sus papeles en regla o los está culminando. Esto lo podemos ver en cada control que realizamos” precisó Matías Muntowyler, subsecretario de Control Comercial.

Etiquetas