Sáenz: “Los peregrinos traen una gran manifestación de fe que nos enseña a estar unidos”

El jefe comunal recibió a los peregrinos de la Puna que venían junto a Monseñor Dante Bernacki. Además, asistió al oficio religioso, que estuvo a cargo del obispo de Villa María, Córdoba, Monseñor Samuel Jofré Giraudo.

El intendente de Salta, Gustavo Sáenz, estuvo en Villa San Antonio con los miembros de la fundación Unidos por la Fe que reciben a peregrinos desde hace 13 años. El jefe comunal recibió a los más de 9 mil peregrinos que vinieron desde la Puna junto a Monseñor Dante Bernacki.

 

En palabras de Sáenz: “Los peregrinos traen una gran manifestación de fe que nos enseña a estar unidos. Es emocionante verlos llegar y mostrarle al país y al mundo nuestra fidelidad a los Santos Patronos. Una fe que mueve montañas y que nos enseña a mantenernos más unidos que nunca”.

 

También saludó a los vecinos de Villa San Antonio, a quienes les agradeció: “Gracias por la dedicación, el compromiso y el amor que le brindan a quienes vienen caminando desde muy lejos para honrar al Señor y la Virgen del Milagro”.

 

Previamente, Sáenz participó esta mañana, en la Catedral Basílica, de la misa estacional del segundo día del Solemne Triduo del Milagro, en honor a la Exaltación de la Santa Cruz.

 

Con la presencia de cientos de salteños y peregrinos, el obispo de Villa María, Córdoba, Monseñor Samuel Jofré Giraudo estuvo a cargo de la homilía en la que habló de la salvación de los hombres a través de la Cruz: “Hemos escuchado en la jerga popular decir que Dios nos va a castigar. ¿Cómo entendemos esto si Dios no ha venido a condenar a nadie sino a salvarnos? Y es porque Dios nos quiere libres, respeta nuestra libertad y las consecuencias que nuestros actos traen. Dios no quiere el dolor, la enfermedad, la pobreza, tampoco los terremotos, pero los permite. ¿Y por qué permite el mal? Porque nos quiere libres y respeta esa libertad. Y como nos ama, sabe sacar el bien del mal. La sabiduría popular dice que no hay mal que por bien no venga”.

 

Y continuó diciendo: “Cuando vemos a Jesús crucificado, vemos nuestra obra, la del pecado, pero también vemos el acto de amor más grande que es el de la salvación. Dios no nos deja de amar y perdona a su pueblo. Cuando miramos la Cruz, ese signo de fe, sabemos que Dios nos ama y es ahí que Él me salva”.

 

Dijo además: “En esta Fiesta del Milagro se nota esto porque venimos y miramos a ese Cristo crucificado y sabemos que Dios nos ama. Reconocemos nuestros pecados y vemos la salvación. El pueblo salteño en estos días es ejemplo de esto”.

 

Mañana a las 10 se celebrará la misa estacional de la Solemnidad del Señor del Milagro, y luego, a partir de las 14.30, se realizará la concentración de instituciones y fieles para la procesión en honor al Señor y a la Virgen del Milagro, que comenzará a las 15.15. Más tarde, en el parque 20 de Febrero, tendrá lugar la tradicional Renovación del Pacto de Fidelidad.

Etiquetas