Bettina Romero evaluó el funcionamiento del refugio municipal

 

En el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19 y siguiendo los ejes planteados al inicio de su gestión, enfocados en la contención social, la intendenta de la ciudad de Salta, Bettina Romero, creó el primer refugio municipal para personas en situación de calle, que ya cumplió dos meses y que brinda asistencia a 33 personas durante las 24 horas del día con alimentos, atención psicológica y sanitaria.

“Son vecinos que estaban en situación de calle y hace dos meses están en el refugio municipal. Para nosotros era una prioridad trabajar por estos casos que nos dolían enormemente. Lo hemos armado y lanzado en medio de una pandemia lo cual muestra el esfuerzo que hicimos. Me llena de orgullo cumplir este tiempo en el que no hubo deserción sino todo lo contrario siguieron sumándose”, manifestó la mandataria.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Humano, Santiago Lynch, expresó que “el refugio va a trascender la pandemia y la gestión municipal. Nuestro objetivo es que estos hombres puedan ejercitar su derecho y se reintegren a la sociedad de forma paulatina, porque son iguales a cualquiera de nosotros”, expresó.

La primera noche pernoctaron 15 personas y, a la fecha, son 33 hombres (de 27 a 82 años) los que se encuentran alojados. En el lugar se pusieron en marcha pautas de convivencia y se desarrollan actividades lúdicas y talleres.

La asistencia a este sector se brinda dentro del programa UNIDOS, con provisión de las 4 comidas básicas: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Además de una atención personalizada a cargo del gabinete profesional de psicólogos, asistentes sociales, nutricionistas y abogados.

Cabe señalar que muchas de estas personas vivían en plazas, calles y edificios abandonados, con serios problemas de salud y marcadas por rupturas sociales.

Acompañó el recorrido el secretario de Desarrollo Humano, Santiago Lynch.

 

 

 

Etiquetas