Se preservaron 57 árboles en un tramo del Corredor de la Fe

 Dentro de las tareas de recuperación del arbolado urbano, la Secretaría de Ambiente y Servicios Públicos protege especialmente los ejemplares preexistentes para potenciar sus beneficios.

La Municipalidad lleva plantados más de 8.500 árboles en diversos espacios verdes, plazas, veredas y platabandas en distintos puntos de la ciudad, a partir de la gestión del intendente Gustavo Sáenz.

Estas tareas son acompañadas con la preservación de ejemplares de mediano y gran porte, muchos de ellos de larga data, fomentando sus importantes beneficios ambientales.

En esta línea, se colocaron recientemente 12 macetas con arbustos grandes en el Corredor de la Fe, sobre calle Caseros, tramo comprendido entre Pueyrredón y Juramento.

Cabe destacar que en este corredor, sobre calle Juramento entre Caseros y el Paseo Güemes, y en Pueyrredón entre España y Belgrano, se preservaron 57 árboles de mediano y gran porte evitando su extracción.

El objetivo es mantener y potenciar los beneficios ambientales, del arbolado urbano, imprescindible para mitigar el efecto invernadero.

Además, un árbol recién plantado tardará alrededor de 30 años para lograr la altura y beneficios que ya brindaba un ejemplar que no precisaba ser extraído.

Con estas tareas se busca mantener los ejemplares en convivencia con el movimiento urbano, especialmente en aquellos casos donde la extracción se puede evitar.

Los levantamientos de veredas por las raíces de los árboles pueden solucionarse mediante la ampliación de la cazuela, y así evitar sacarlos.

No obstante, los árboles de gran porte que generen un riesgo y sea inevitable su extracción, tendrán un tratamiento adecuado solamente por parte de la Municipalidad.

Etiquetas