La gestión de Sáenz hizo del bienestar animal una política de Estado

A través de un plan integral, la Municipalidad realizó más de 44.000 castraciones en cuatro años, 103.500 vacunaciones contra la rabia, 830 adopciones y llevó a cabo la campaña de concientización sobre cuidado de las mascotas. 

La Dirección de Bienestar Animal en la gestión del intendente saliente, fue constituida como Subsecretaría en 2018 bajo la dependencia de la Secretaría de Gobierno municipal.

Para ello se incorporaron profesionales veterinarios y personal capacitado con el fin de llevar a cabo el Plan Integral de Bienestar Animal, proyecto enmarcado en una política de salud pública con ejes establecidos en el control de la fauna urbana, prevención de enfermedades zoonóticas, concientización y tenencia responsable.

Así, 50 personas entre médicos veterinarios, administrativos y asistentes trabajaron en la Subsecretaría abocados a la Dirección General de Zoonosis y a la Dirección General de Bienestar Animal y Tenencia Responsable cuyas áreas se definieron de la siguiente manera:

Zoonosis:

  • Control y prevención de la rabia.
  • Observación de animales mordedores.
  • Vacunación antirrábica.
  • Rescate de animales en condición de vulnerabilidad, saneamiento y puesta en adopción responsable.

Control de Fauna Urbana:

  • Esterilización de mascotas.

Saneamiento y Salud Pública:

  • Sanear mascotas de personas carentes de recursos.

Educación:

  • Concientización sobre deberes que tiene el propietario de una mascota.
  • Derechos de los animales.
  • Tenencia responsable.

Cada área estableció la importancia de trabajar en forma conjunta y llegar a los barrios de la ciudad a través de la incorporación de nuevos puestos fijos en los Centros Integradores Comunitarios (CIC) de los barrios Unión y Constitución, y de los quirófanos móviles con el servicio de castraciones y vacunaciones antirrábicas en mascotas.

En los cuatro años fueron esterilizadas un total de 44.445 mascotas  y 103.500 fueron vacunadas contra la rabia.

A su vez, se reacondicionó el Centro Matías Mancilla para alojar y sanear a perros y gatos en situación de vulnerabilidad y ponerlos en adopción. Durante la gestión fueron adoptados 830 animales a través de campañas, eventos y la invitación a visitar la sede. También se dispuso el servicio de castraciones y vacunaciones y un programa de voluntarios que pasea a los animales alojados.

Por último, se creó el Hospital de Salud Animal con el objetivo de brindar atención a mascotas de personas carentes de recursos para evitar enfermedades zoonóticas transmisibles al hombre y generar una mejor calidad de vida entre el animal y su propietario.

Abierto las 24 horas los 365 días del año desde su inauguración en septiembre de este año, en el hospital atendieron más de 2500 animales y se realizaron más de 60 cirugías de mediana y baja complejidad. También se dispuso el servicio de castraciones y vacunaciones.

 

Para potenciar estas acciones, se elaboró una política sobre concientización y tenencia responsable a través de establecimientos educativos y eventos en coordinación con la Secretaría de Ambiente y proteccionistas independientes.

Además, se brindaron charlas en diferentes eventos, en el Centro de Adopciones, en el hospital, en los centros integradores comunitarios de barrios Unión y Constitución y en los quirófanos móviles.

Así, la Municipalidad procuró realizar un control más riguroso de la fauna urbana, continuar educando a la población sobre tenencia responsable y sanidad de las mascotas que impactan directamente como método preventivo de enfermedades transmisibles al hombre.

A través de esta iniciativa, el compromiso se hizo extensivo a la comunidad en lo que respecta a deberes como propietarios, derechos de los animales, cómo reducir el abandono, la superpoblación y el maltrato.

Etiquetas