Esta madrugada, Control Comercial clausuró una fiesta clandestina

Se trata de un salón ubicado en calle 10 de Octubre al 700. Los vecinos del local fueron los que radicaron la denuncia.

Esta madrugada, la Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad, a cargo de Nicolás Avellaneda, llevó adelante un operativo conjunto con la Policía de la Provincia.

Como resultado fue clausurado un salón de calle 10 de Octubre al 700 en donde se celebraba una fiesta clandestina.

La información sobre la actividad ilegal fue enviada por los propios vecinos, quienes aseguraron que este tipo de eventos se realizaban los días domingos y lunes en la madrugada, generando malestar y perjudicando a las familias.

Etiquetas