Control Comercial clausuró una fábrica clandestina en San Luis

En el lugar trabajaban personas en condiciones insalubres y se elaboraban garrapiñadas, palitos salados, maní y papas fritas. Los inspectores del área de Salubridad del Consumo decomisaron la mercadería y labraron actas.

Esta mañana, la Subsecretaría de Control Comercial a través del área de Salubridad del Consumo clausuró una fábrica que operaba en forma clandestina en San Luis. El operativo fue activado luego de recibir una denuncia, a través de la aplicación web Salta Activa.

La actividad se desarrollaba en una vivienda ubicada en Cerro Incahuasi y Nevado de Llullaillaco. La comuna trabajó de manera conjunta con la Policía de San Luis y la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia de Salta.

Al ingresar al lugar se encontró maquinaria para la elaboración de garrapiñadas, palitos salados, maní y papas fritas -todo en condiciones insalubres- y se corroboró la presencia de personas trabajando en forma clandestina.

Durante el procedimiento se constató que el lugar no poseía habilitación, certificados de manipulación ni cumplía con las normas de higiene y salud.

“Días atrás fuimos alertados sobre un lugar en donde elaboraban garrapiñadas, papas fritas y otros productos clandestinamente”, indicó el subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda.

Y agregó que “los productos eran vendidos en establecimientos educativos y locales de distintas zonas. Al realizar un seguimiento se logró verificar, ingresar y clausurar el lugar”, finalizó.

Etiquetas