INGRESE SU BUSQUEDA

Tras la baja del caudal de los canales, la Municipalidad retira sedimentos y sostiene el control permanente

Tras la baja del caudal de los canales, la Municipalidad retira sedimentos y sostiene el control permanente

Tras la baja del caudal de los canales, la Municipalidad retira sedimentos y sostiene el control permanente

En el relevamiento de esta tarde de las subsecretarías de Prevención y Emergencias y de Políticas Ambientales de la Municipalidad, se evaluó la respuesta de todos los sistemas de evacuación de la ciudad.

“Apenas se detuvo la lluvia, la reducción de caudales en los  canales fue inmediata, lo que demuestra que hubo una buena evacuación pluvial en la ciudad. Del mismo modo, no hubo problemas con los ríos y la corriente se mantiene estable”, remarcó Nicolás Kripper, subsecretario de Prevención y Emergencias.

Cabe indicar que esta mañana, en pocas horas, precipitaron casi 50 mm, lo que elevó el registro de enero a unos 250 mm ubicándolo entre los más lluviosos de los últimos años.

Durante la tarde, el personal del organismo continuó con tareas específicas sobre agua acumulada en algunos sectores.

“La asistencia funcionó sin inconvenientes. Además, trabajamos con máquinas para liberar las calles Juramento y Leguizamón y Zabala y Buenos Aires por la caída de ramas de gran porte, y un árbol que se desplomó en Ceferino”, dijo Kripper.

Canales e imbornales

Mientras las guardias en los organismos municipales siguen activas, como establece el protocolo por lluvias fuertes, y el monitoreo sobre caudales es continuo, cuadrillas de trabajadores y maquinaria trabajan en la limpieza de sedimento y basura en canales e imbornales.

“Todos drenaron correctamente y la tarea  inmediata, apenas se observó la bajante, fue retirar el sedimento que quedó en los lechos y fundamentalmente las ramas que arrastró el agua. Eso provocó que se acumule todo tipo de residuos, desde bolsas a frazadas y hasta colchones que la gente arroja a los desagües”, explicó Benjamín Cruz, subsecretario de Políticas Ambientales.

En ese sentido apuntó que esa basura tapona sectores fundamentales formando una suerte de represas que, finalmente, provocan desbordes perjudicando a los vecinos.

“Repetimos el relevamiento sobre los 13 canales más grandes y transversales de la ciudad, que son Velarde, Tineo, San José, Pachi Gorriti, Huaico, Morosini, Tinkunaku, Yrigoyen, Norte, Pilar, Juan XXIII, Roberto Romero y el Oeste I y II. Todos están normales y controlados en forma constante, ya que se prevé que las lluvias continúen”, concluyó Cruz.