INGRESE SU BUSQUEDA

Sáenz participó de la misa del primer día del Triduo y recibió a peregrinos de los Valles

Sáenz participó de la misa del primer día del Triduo y recibió a peregrinos de los Valles

Sáenz participó de la misa del primer día del Triduo y recibió a peregrinos de los Valles

Más de 5 mil peregrinos de Cachi, Payogasta, La Poma, La Zanja y Agua Negra fueron recibidos por el personal de la Cooperadora Asistencial y el jefe comunal.

Esta mañana, el intendente de Salta, Gustavo Sáenz, participó, en la Catedral Basílica, de la primera misa estacional del Triduo en honor al Señor y a la Virgen del Milagro, en la que se celebró la Solemnidad de la Santísima Virgen del Milagro.

La homilía estuvo a cargo del obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojeda, quien destacó las bondades de la madre de Dios: “La Virgen tiene diferentes modos de mirarnos, nos mira desde la familia, el lugar que tenemos en la sociedad. En su mirada no hay excluidos. La trama de la vida está tejida con hilos negros, grises y blancos. La Virgen nos acepta con todo eso y en los momentos más oscuros  nos pone luz”.

 En su mensaje, el obispo continuó: “La Virgen nos mira con absoluta contemplación, nos mira con nuestro pasado, presente y futuro. Mira nuestra esencia desde la totalidad de nuestra vida y capta inmediatamente lo que necesitamos”, expresó Monseñor Ojeda.

En un breve contacto con la prensa, el intendente Sáenz sostuvo: “Esta es una celebración de todos los salteños por eso estamos recibiendo con alegría a los peregrinos de toda la provincia. El mensaje a nuestro pueblo tiene que ser de fe, esperanza y amor. Tenemos que trabajar todos juntos para sacar adelante a nuestra Salta”.

Posteriormente, el jefe comunal y el personal de la Cooperadora Asistencial  estuvieron recibiendo a los más de 5 mil peregrinos que venían de Cachi, Payogasta, La Zanja, La Poma y Agua Negra. Se les proveyó de agua, alimentos y otros insumos.

En palabras de Sáenz: “Venimos a recibir a los peregrinos, y a empaparnos en esa muestra tan grande de fe que camina con ellos, que vienen a renovar su pacto de fidelidad. Es algo único lo que se siente cuando los ves llegar. El corazón se te sale del pecho y a muchos se nos llena de lágrimas los ojos de la emisión de ver esa muestra tan grande de fe que tiene nuestro pueblo. Es un sentimiento difícil de explicar con palabras. Es un orgullo venir a acompañar a los peregrinos que llegan, como lo hice durante todos los años de la gestión”.

Por último, agradeció a los trabajadores de la Cooperadora, expresando: “Un fuerte aplauso para los empleados de la Cooperadora que todos los años hacen posible que podamos recibir a los peregrinos con ese cariño. A la querida banda de Música Municipal le agradezco también porque siempre nos acompaña y anima la llegada de los peregrinos”.