INGRESE SU BUSQUEDA

La recaudación real de la Municipalidad cayó un 22% en el primer semestre del año

Además, la coparticipación provincial disminuyó un 30%. Desde la Secretaría de Hacienda se realizó una reasignación y refuncionalización de recursos a fin de continuar con los servicios, brindar asistencia a los vecinos y pagar los salarios de los empleados comunales.

La recaudación real de la Municipalidad cayó un 22% en el primer semestre del año

La Agencia de Recaudación de la Municipalidad de Salta (ARMSa) informó que el primer semestre del año presenta una caída en la recaudación real del 22 por ciento, comparada con el mismo período del 2019.

“La pandemia, a nivel mundial, ha golpeado fuerte en lo económico y las recaudaciones de todos los organismos han caído; y Salta no escapa a esta tendencia mundial”, aseguró el secretario de Economía, Hacienda y Recursos Humanos, Daniel Amador, para luego precisar que “por ello reordenamos el presupuesto y reorganizamos todo lo que hace a la distribución de partidas. Nuestra recaudación se divide entre la propia, por tributos que percibimos, y entre la que recibimos por coparticipación dada por Provincia y Nación”.

“Desde el Gobierno de la Ciudad trabajamos en la reasignación y refuncionalización de recursos para continuar brindando los servicios que le son propios a la comuna, aumentar asistencia y pagar los salarios y aguinaldo en tiempo y con incrementos para ayudar a la familia municipal”, profundizó Amador.

Durante el primer semestre de 2020, la coparticipación provincial cayó un 30% y la recaudación real un 22%, siendo abril el mes de mayor descenso, cuando se alcanzó el 26%. Por ello desde la Secretaría de Hacienda se ejecutaron distintas medidas a fin de cumplir con lo estipulado por la jefa de Gobierno, Bettina Romero, quien indicó que “es necesario que se eviten gastos sin sentido; los recursos del Estado son escasos y se deben administrar a favor de la gente”.

Así, durante los primeros seis meses del año, Amador tomó la decisión de cesar el alquiler de distintos locales y la redistribución de esas áreas en dependencias de la Municipalidad, lo que representó un ahorro del 18% respecto al mismo período del 2019.

En la misma línea, se redujeron los gastos en combustible un 55%, repuestos 32%, papelería 87% y celulares un 50%, entre otros ítems.

“La reasignación de partidas nos ha permitido acompañar a la familia municipal en el medio de esta gran crisis que vive el país, abonando los salarios no sólo en tiempo sino que además a lo largo del año se han brindado aumentos que superan el índice de inflación y somos uno de los pocos organismos que pagamos el aguinaldo completo”, detalló el Secretario de Hacienda.

Además, y teniendo en cuenta la crisis desatada por la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, desde la comuna se creó el Refugio municipal en el que se brinda techo y comida a personas en situación de calle.

Los recursos también fueron destinados al Plan Unidos, una articulación del Gobierno municipal, entidades religiosas y ONGs, por la que cada semana se distribuyen 40 mil raciones de comida en 64 puntos de la ciudad.

Por otra parte, se reforzó la limpieza de la ciudad y se realiza la desinfección de algunos espacios, como hospitales, bancos y cajeros. Esto se suma a las tareas de desmalezamiento y limpieza de canales y espacios públicos; a la recolección de residuos, y al descacharrado en los barrios para prevenir el dengue.