INGRESE SU BUSQUEDA

El municipio clausuró el boliche bailable “La Roka”

El municipio clausuró el boliche bailable “La Roka”

El municipio clausuró el boliche bailable “La Roka”

Durante un operativo se detectó que la empresa que desarrolla dicha actividad utiliza otra firma comercial  para explotar el local, a fin de evadir el pago de tributos municipales. Según se informó, la mencionada firma no cuenta con habilitación comercial.

En un operativo conjunto con intervención de funcionarios de la Agencia de Recaudación Municipal (ARMSa), la Procuración Municipal y la Subsecretaria de Control Comercial, el municipio clausuró el boliche bailable “La Roka” por infracciones a la Ordenanza Municipal N° 15292  de Habilitaciones Comerciales.

El procedimiento se inició con la medida judicial de “embargo de caja” por falta de pago de tributos municipales. Sin embargo, esta medida no pudo concretarse por cuanto la firma contra la cual debía hacerse efectiva no se encontraba explotando la actividad comercial. Al encontrarse los funcionarios municipales con que la explotación comercial es ejercida “prima facie” por otra firma comercial -la cual no cuenta con habilitación comercial y por tanto no cuenta con seguros de responsabilidad civil exigidos para el ejercicio de la actividad- se labraron las actas correspondientes, concluyendo el operativo en la medida de clausurar el local por las infracciones aludidas.

Funcionarios de la Agencia de Recaudación de la Municipalidad informaron que mediante los controles de rutina, incluyendo Procedimientos de Fiscalización mediante “Punto Fijo”, se han evidenciado maniobras elusivas por parte de los titulares de los padrones comerciales en el rubro Boliches Bailables para no pagar los tributos municipales, optando por ceder a nombre de terceras personas físicas o jurídicas la explotación comercial de los locales bailables. Esto a la vez configura el incumplimiento a las normas vigentes en materia de habilitaciones comerciales, por cuanto las firmas que explotan los locales comerciales carecen de dicha documentación, lo cual no permite hacer efectivo el cobro de los tributos adeudados.

El organismo recaudador ha intensificado las fiscalizaciones en este tipo de rubros ya que se detectó un considerable incumplimiento en el pago de las obligaciones tributarias. Por ello se requirió la intervención de la Procuración Municipal a fin de lograr el cobro judicial de los y, por las evidencias detectadas en cuanto al incumplimiento de las normas en materia de habilitaciones comerciales, la intervención de la Subsecretaría de Control Comercial.

Estos operativos se intensificarán en forma periódica para verificar de manera estricta el cumplimiento de las normas vigentes en materia de habilitaciones comerciales y el cumplimiento de las obligaciones tributarias. Desde ambas áreas se convoca a los titulares de las firmas que explotan estos locales comerciales a que se apersonen por las respectivas oficinas municipales a fin de dar cumplimiento a dichas normativas y al pago de las obligaciones tributarias adeudadas.