INGRESE SU BUSQUEDA

El intendente Sáenz entregó 9 motocargas a las familias carreras

El intendente Sáenz entregó 9 motocargas a las familias carreras

El intendente Sáenz entregó 9 motocargas a las familias carreras

El municipio otorgó hasta la fecha 120 motovehículos y posee unos 30 más que serán dados en los próximos días. Los carreros por su parte le obsequiaron un presente al intendente.

 

Esta mañana el intendente de Salta, Gustavo Sáenz, junto al secretario General, Juan Carlos Villamayor; al diputado provincial, Martín de los Ríos; el concejal Raúl Córdoba y al concejal Alberto Castillo, entregó 9 motocargas a las familias carreras.

 

Desde el 4 de agosto hasta la fecha se otorgaron 120 motovehículos y está previsto la entrega de 30 más para los próximos días.

 

Para acceder a este beneficio los carreros deben aprobar un examen de manejo en la Subsecretaría de Tránsito que garantiza la idoneidad de quienes conducen.

 

Esteban Cardozo, un carrero, realizó una réplica en miniatura del caballo y el carro que tenía y se lo obsequió al intendente a modo de agradecimiento.

 

En este sentido, Villamayor explicó: “Estas son cosas muy gratas para la familia carrera pero también para nosotros, los funcionarios municipales. Cuando iniciamos con este Plan de Reconversión Integral de la Familia Carrera les ofrecimos diferentes posibilidades, desde la inserción al trabajo formal mediante una capacitación con salida laboral o la entrega de un motocarro que les permite continuar desarrollando la actividad. La mayoría eligió esta última. Por lo tanto, luego de aprobar el curso de manejo que les brinda Tránsito, se les entrega la motocarga. Por otro lado, desde la comuna realizamos un trabajo de capacitación y educación para que los hijos de los carreros continúen con la escolaridad”.

 

Por su parte, Sáenz señaló: “Nos llena de orgullo ver a los carreros manejando las motocargas. Los beneficios son muchos, sanitaros porque los caballos ya no están en la calle, sino que se encuentran en lugares acorde a ellos y bajo un estricto control sanitario. Por otro lado, la familia carrera pudo formalizar su actividad a través del monotributo social y la motocarga les permite mayor cantidad de horas de trabajo, de carga y recorrer mayores distancias. A la ciudad la benefició porque se eliminó la tracción a sangre y los conductores de los motocarros salen bien preparados en cuestiones de tránsito. Estoy orgulloso de haber cumplido con mi palabra y de haber dignificado a la familia carrera”.

 

Carina Weber, una carrera, manifestó: “Estamos contentos con esta entrega porque cumplieron con su palabra. Esperamos que esto nos signifique un avance para nuestra familia”.

 

Rafael Gutierrez, otro carrero, dijo: “Estamos felices. No ha sido fácil llegar hasta acá y dejar el caballo. Yo me crié en un carro”.