INGRESE SU BUSQUEDA

Avanza el Plan de Reconversión Integral de la familia carrera

Avanza el Plan de Reconversión Integral de la familia carrera

Avanza el Plan de Reconversión Integral de la familia carrera

Seis caballos fueron entregados hoy al municipio por ex trabajadores carreros. Los animales fueron luego derivados a organizaciones sociales. Suman ya 83 los equinos entregados en el marco de este plan.

La Municipalidad -a través de la Secretaría de Desarrollo Social-  recibió hoy 6 caballos de ex carreros que ingresaron al Plan de Reconversión Integral de la familia carrera, que puso en marcha en la ciudad el intendente Gustavo Sáenz.

Los equinos se suman a los 77 que habían ingresado meses atrás, siendo un total de 83 los animales que se encuentran distribuidos en distintas Organizaciones Sociales de la Sociedad Civil.

Durante la entrega, la ex carrera Carmen Romero manifestó su satisfacción por el Plan Integral y dijo que “lo que hizo el intendente es una gran ayuda. Antes, mi familia trabajaba empujando el carro para tener día a día un poco de dinero. Muchos compañeros tienen su motocarga y todos están bien”.

Gregorio Ramos, muy emocionado al momento de entregar su equino, expresó: “Dejo a mi caballo con mucha confianza, sé que va a estar mejor. Yo vendía tierra y sacaba chatarra, ahora voy a trabajar de mejor manera. Estoy conforme con este plan, pero a la vez triste porque mi caballo de toda la vida no estará conmigo, pero sí con chicos que lo necesitan más que yo”.

Resultados positivos

Con resultados satisfactorios, la Municipalidad viene desarrollando el Plan Integral de Reconversión laboral de la familia carrera. A través de esta iniciativa, 100 ex trabajadores carreros recibieron como herramienta de trabajo una motocarga, previo a un proceso que incluyó capacitación teórica y práctica. Además, se logró la incorporación de 26 para prestar servicios en la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad y 10 en Agrotécnica Fueguina.

Simultáneamente se gestiona la adquisición de 50 motocargas más para aquellos que no están trabajando o participan de los talleres de capacitación.

Se trabaja con otro grupo en la conformación de cooperativas de trabajo con participación de la Subsecretaria de Fortalecimiento Institucional, desde donde se articula con referentes nacionales que lograron formalidad en el trabajo de reciclado.

Por otro lado, se logró la recuperación de 83 animales que eran utilizados en la tracción y fueron entregados a distintas organizaciones de la sociedad civil tales como la Escuela Ecuestre “Cura Brochero” de La Caldera, Fundación Crines, Fundación Equinoterapia del Azul y ANIDAR. En estas organizaciones, los caballos recuperan su estado sanitario y reciben un adecuado entrenamiento para cumplir una función de rehabilitación de niños y adultos con discapacidad.

Desde Desarrollo Social se destacó que de forma continua se acompaña a los ex trabajadores informales en el proceso de superación y en el mejoramiento de la calidad de vida familiar. Es importante recordar que el plan, además, apunta a desarrollar acciones que tiendan a acrecentar las capacidades/habilidades de estas personas para que puedan acceder a más y mejores herramientas productivas y sociales elaborando soluciones particulares para cada familia, y proveer el acceso a recursos que posibiliten la reconversión de los trabajadores informales que utilizan la TAS.

Asimismo, se apunta a erradicar el trabajo infantil muchas veces ligado a estas labores; modificar las condiciones de inseguridad y precariedad en las que esta actividad se desarrolla; atender a las familias relevadas en extrema situación de vulnerabilidad y salvaguardar las condiciones de vida de los animales utilizados en la tracción a sangre.

Registro y diagnóstico

En marzo de 2017, la Dirección de Bienestar Animal de la Secretaría de Ambiente municipal hizo el registro de los trabajadores que utilizan en sus tareas un carro y un equino que implicó el control de salud del animal y el empadronamiento de propietarios. Esto se realizó en los CIC (Centros Integradores Comunitarios) de Solidaridad, Asunción, Unión, Constitución y en la sede de la Agrupación de Carreros (villa 20 de Junio). Este empadronamiento permitió identificar 361 personas que fueron inscriptas como trabajadores informales que utilizan TAS.

Simultáneamente, y con los datos aportados por Ambiente, la Dirección General de Promoción Social llevó a cabo un acercamiento a referentes implicados y un relevamiento domiciliario (diagnóstico social) de cada una de las familias, que comprendió tres etapas: exploratoria; investigativa y de diagnóstico.

A partir de este diagnóstico social se pudo conocer la realidad de las personas involucradas y sus características en base a variables como: sexo, edad, aspectos educativos, salud, actividades económicas que realizan, condición de propiedad del animal utilizado, necesidades de capacitación, factibilidad de reconversión, etc. Los resultados del relevamiento social de las familias fueron:

·        De los 361 empadronados, 64 cambiaron de actividad o sustituyeron la TAS y 30 no pudieron ser relevados por una declaración incorrecta de los domicilios o por haberse producido un cambio de residencia.

·        267 afirmaron ser carreros, pero sólo 224 serían propietarias de equinos.

·        Dentro de este grupo que serían propietarios se identificaron 25 núcleos familiares conformados por otros subnúcleos, donde todos los adultos, de ambos sexos, son carreros.

·        La población relevada está conformada por trabajadores que poseen un emprendimiento laboral (en la mayoría de los casos familiar), desarrollando actividades precarizadas e informales, a cambio de una retribución monetaria, que utilizan en sus tareas habituales un carro y un equino. Entre estas actividades se mencionan: venta de frutas y verduras (35% de la muestra); venta de tierra para plantas (31% de la muestra); transporte de chatarras (26% de la muestra); transporte de escombros (4 % de los jefes/as de familia); venta de huevos (3% de los jefes/as de familia); otros como venta de aves de corral, cartón, (1%).

·        Si bien el trabajador inicia la actividad como un emprendimiento individual, involucra también a sus familiares. En un 35% de los casos (77 familias) los niños participan de la actividad.

·        La residencia de los 224 propietarios corresponde en un 43% a habitantes de las zonas sudeste y sur, 30% en zona oeste, 17% en la este, 8% en el centro y 2% en zona Norte.

·        En cuanto al máximo nivel de instrucción alcanzado, se verifican 6 personas analfabetas (3%), 37 personas con primaria incompleta (17%), 131 con primaria completa (58%), 33 personas con secundaria incompleta (15%), 5 con secundaria en curso (2%) y solamente 12 personas con secundaria completa (5%). Existe una larga permanencia de las familias en la actividad, contabilizando 144 familias  (64%) que la realizan hace más de 10 años y 80 (36%) con menos de 10 años.

·        Del total relevado (224), 107 trabajadores (48%) desean incluirse en un plan de capacitación tales como cursos de albañilería (28 personas, 12%), carpintería (8 personas, 4%), electricidad y otros rubros. El 52% de las personas (117) no desean capacitarse en otro oficio, mientras que el 47 % restante adhiere a una reconversión, siempre y cuando la oferta implique un trabajo estable y que supere su ingreso actual.

·        La información sobre los ingresos y la relación de jornadas laborales permiten inferir que el ingreso promedio de un trabajador “carrero” alcanza a $6.000 (pesos seis mil). A este ingreso mensual se suman los beneficios sociales en concepto de AUH (Asignación Universal por Hijo), Programa “Ellas Hacen”, PROGRESAR, etc.

·        El consumo problemático de sustancias y la falta de controles de salud periódicos está presente en los trabajadores, pero naturalizado, ya que está relacionado a factores culturales

·        En términos de ingresos, los trabajadores relevados se encuentran bajo la línea de pobreza y con altos índices de NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas) por método integrado.

·        De la combinación de todos los componentes analizados resulta que la muestra relevada presenta características de pobreza estructural. Se trata de familias en alto riesgo social y bajo nivel de alarma.

·        Problemáticas sociales presentes: violencia familiar, consumo problemático de sustancias, hacinamiento.

Desde agosto de este año se llevaron a cabo diferentes acciones para poner en práctica el Plan Integral de Reconversión Laboral cuyo principal objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas que desarrollan actividades laborales informales utilizando la tracción equina en el ejido municipal, reemplazando la TAS por otro medio de transporte que permita optimizar la labor de los trabajadores.

Programas que contempla el plan:

1º) Programa de asistencia inmediata a familias relevadas en extrema situación de vulnerabilidad

2º) Programa de formación y capacitación para el empleo con entrega de herramientas y soportes de trabajo

3º) Inclusión laboral formal de carreros en dependencias municipales o en empresas privadas.

4º) Programa servicios ambientales municipales.

5º) Programa de promoción de la juventud a través del otorgamiento de microcréditos.

6º) Programa de sustitución inmediata de la TAS por motocargas.

7º) Programa construcción de redes y fomento de la cooperativización.

Áreas que participan: Secretaría General, de Gobierno, Desarrollo Social, Ambiente y Servicios Públicos, Modernización; ministerios de Trabajo de la Nación, de Desarrollo Social de la Nación; organizaciones de la sociedad civil, entre otros.

Para el 2018 el compromiso es continuar acompañando a los trabajadores para afianzar y fortalecer su desarrollo social y familiar.